Consejos ahorrar aire acondicionado

Con la llegada del buen tiempo y dejamos a un lado la calefacción dando paso al Aire acondicionado. Pero si no hacemos un empleo eficaz y responsable de este aumentara nuestra factura de la luz en verano.

Para unos resultados de confianza y lograr un ahorro importante este verano hemos contado con la ayuda de una empresa de confianza como reparacionaireacondicionado.eu que nos ha aconsejado y dando pautas y trucos con los que lograremos conocer el consumo eléctrico de nuestros aires acondicionado y como reducir la factura de la luz de estas maquinas.

Consejos ahorrar aire acondicionado

Conforme los resultados de Fintonic, el Ciudadano español medio destina unos 101,7€ al mes en gastos como agua, gas y electricidad dependiendo de la zona. Este gasto se puede incrementar en verano con el consumo del Aire acondicionado. Si atendemos a los estudios publicados por el INE el consumo medio del mes de julio es de 7 KWh/día, lo que equivale a un aumento de unos 30€ extra en la factura.

Calcular el consumo aire acondicionado

Para establecer un consumo aproximado y mentalizarse del gasto que supone el uso del aire acondicionado, deberemos revisar cuanto consume realmente nuestro equipo. Tomaremos como ejemplo un equipo que tiene una potencia eléctrica de 2000W/hora (2 kW/hora), quiere decirnos que por cada hora que tengamos el aparato enfriando a plena potencia, va a consumir 2Kw. Poniendo un costo medio de la electricidad de 0.15€/kW (coste extraído del verano de 2016), deberemos multiplicar este coste por las horas que tenemos encendido el aparato para poder calcular el gasto medio. Si, por ejemplo, lo dejamos encendido durante toda la noche, va a costar unos 2,5€ aproximadamente.

Como ahorrar usando aire acondicionado

El Aire acondicionado es una herramienta idónea para estar a gusto en casa, no padecer golpes de calor y favorecerse de la tecnología más actual. No obstante, empleo poco eficaz y responsable de este, puede repercutir de manera negativa en nuestra salud, debido a que los peores constipados se cogen por un uso incorrecto del Aire acondicionado, y en nuestro bolsillo. Veamos una serie de pautas con las que conseguir un empleo responsable y reducir nuestra factura de la luz:

  1. Lo primero y casi mas importante cuando vayamos a adquirir un aparato nuevo, escoge un aparato eficaz. Como todos los electrodomésticos tienen una etiqueta identificadora en la que se señala el grado de eficacia que tiene. La letra A, acompañada de “+” y el color verde, son indicativos de un aparato eficaz energéticamente. Si adquirimos un electrodoméstico eficaz, con un indicativo A+++, podremos lograr un ahorro de hasta un 45% en el consumo de energía.
  2. Intentar instalar los aparatos en puntos donde menos le de el sol directo. Si el sol le da constantemente no solo dañara el sistema, sino lo calentara y le sera mas dificil funcionar adecuadamente con lo que aumenta el consumo.
  3. Poner el aparato a una temperatura media. El Ministerio de Industria recomienda fijar el termostato en 24ºC, aunque el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA),  estima que el cuerpo se debe amoldar a la temperatura del verano y poner ropa más ligera  poniendo el termostato en 26ºC.  Pero el 85% de las personas lo establece entre los 20-21ºC  pensando que es la temperatura mas optima. Pero  es importante saber que la diferencia máxima entre la temperatura  exterior e interior ha de ser de 12ºC. Cada grado de diferencia que pongamos, aumentara el consumo en un 8% más de energía asi que como cuando salgamos el cuerpo acusara un elevado cambio de temperatura y puede ocasionar que cacemos un resfriado.
  4. En el caso de que la maquina lo posea, activar o  instalar el modo Eco, que permitirá reducir el consumo hasta en un 30%.
  5. Recomendamos evita ponerlo por la noche aunque su maquina tenga un sistema de consumo reducido. Es preferible cuando esté fresco el cuarto apagar la maquina y abrir las ventanas para haga corriente , logrando reducir muchas horas de consumo. Además es muy perjudicial dormir con el Aire acondicionado encendido puesto que reseca las mucosas (de los ojos, garganta, nariz), entumece las articulaciones, etcétera
  6. Aísla tu hogar. Un buen aislamiento mantiene la temperatura interior. De noche, abre ventanas y persianas, dejando que entre el aire, y por las mañanas, cuando da el sol, baja las persianas para sostener la temperatura interior y eludir que caliente. Cuando pongas el Aire acondicionado, en cambio, cierra todas y cada una de las puertas y ventanas, para no despilfarrar energía.
  7. Limpia el aparato con regularidad. Los filtros de aire, cuando están sucios fuerzan a la unidad a consumir más energía de la frecuente para poder refrigerar y si ves que empieza a reducirse la eficacia de la maquina llama a un técnico profesional que le limpie y ponga al día el aparato..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *